MIRO 10000 METROS POR DEBAJO DE MIS PIES


No hallo el motivo por el cual mis ansias de expansion se ven a veces coaguladas por la cobardia de mis manos...me siento angosta y liberada a la par, derramada en un mar caudaloso por el que me dejo arrastrar. La desiDia que me llevaba de la mano unos dias se convierte por intervalos indefinidos en lo que podria ser un motor, que genera fluido multiorgánico pero rebosa... como la cafetera de las cinco, que contenía demasiada agua, y al calentarse salió volando haciendo rugir la superficie vitrocerámica.

Son como correas atadas a mis sienes, en hibrido equino, cuyas riendas tengo en mis manos, pero se me enredan y a veces no soy capaz de ordenarlas...

Aaaaarggggg, ahora tengo tanto aire y mis pulmones pretenden respirarlo todo a la vez , ... y en ocasiones me veo en mi espejo y me dice "pasa" y quiero entrar, pero aun tengo que cerrar el grifo que dejé abierto, y no quiero yuxtaponerme a mi misma, porque sé que no debo, pero solo por dentro, solo por dentro lo sé.

Aqui hay un gran caldero, y muchos elementos cociéndose, pero el dulce guiso tendrá que esperar a su punto óptimo, en el cual pasare a la casa donde todo es igual pero al revés, y jugaremos al ajedrez y yo seré la Reina Roja.

1 pellizcos:

Pacotilla | 13 de mayo de 2008, 3:54

encuentro:

el anticoagulante en un bote de laca
del cuarto año de un baño que invento
en cada azulejo, un anzuelo
representante de la onda expansiva,
que reflejan los ciervos en cielos nunca vistos,
sobre la tierra que es nunca pisada,
y que tu misma descalzas, una tierra sin zapatos
sobre el angosto futuro agosto, que es el camino
que separa y junta el alicatado martir,
liberada la frontera
oda reluciente, desde donde mirar
el escandaloso mar

he fabricado una maquina-sofá
con un motor de zancadas perennes,
asi no te parecerá tan extraño
sentir el sentir de la desidia movil,
con infinita cobertura, se alimenta, eso si,
del fluido murtiorganico que generan, eso no,
el rudio y el silencio
de las ventanas sobre las que nos silbamos,
a menudo las oigo gemir

en las sienes, atrapados dices tener tus
principios, donde apuntan los dictadores,
esos dictadores que tienes
en tus manos enredados,
con el solitario mirar
que en tierras árabes es centro de oraciones
pisa cementerios
alza la voz por encima de cabezas
despeinadas

los globos aerostaticos que presiden,tus
privadas montañas, de hielo de carne oscura
puntiaguda, respiran todo a la vez, me respiran
a mi tambien, porque pueden,
los poros y las articulaciones permiten
insuflar todo aquello q no es nuestro
por eso los amigos de lo ajeno visten como
cualquier skater, no hay formas de diferenciarlos

lo contrario que a ti, que es facil buscarte
dificil, encontrarte
en ese espejo, permisivo, que mide como un portero
de dos metros, y quiero creerte al decir que
vuelves a cerrar los grifos que dejastes abiertos
pero no participo,
soy partidario de las inundaciones,
regurjito un tsunami que no destruye, sino que instruye
dijeron mis yos alguna vez

inundame, inundanos, oh, reina roja
ya lo estas haciendo
y que por dentro lo sea
y que tampoco deje de serlo

en ese caldo que preparas,
el conejo blanco, salta
las palabras de una lista se describen unas a otras
los pijamas de pet nos visten de nuevo
la xbox 360 habla en idiomas extraños
plausible retención de sentimientos
ergonómico juego de intelectuales
me quedo con la vida en directo
escribo basandome en los anales

me voy a hacer una hiena de marfil
con tu rosario y el despertar,
las sobras de tus cabezazos